La puerta enrollable es una solución ideal para tránsito veloz y contínuo. Se adapta a todos los sectores de mercancías y pueden incorporar sistema de contrapesos para apertura de emergencia en caso de falta de fluido eléctrico.

La Puerta Cortafuegos Enrollable está construida con lamas de 36 mm de espesor. Juntas perimetrales de expansión para hacer totalmente estanca la puerta. Maniobra de hombre presente, para el funcionamiento diario de la puerta con conexión para sistema contra incendios.

La amplia variedad de modelos, de la puerta automática de cristal Zibor, nos permite adaptarnos a todo tipo de situaciones, desde huecos de reducida dimensiones o esquineras hasta amplios accesos.